sábado, 7 de septiembre de 2013

Acercándonos a las impresoras 3D

Buenas de nuevo! 

Después del inciso de la joyita, vamos a seguir hablando de la temática central en estos tiempos inventores: las impresoras 3D. 
Al que le asuste porque le han dicho que han leído que se pueden imprimir armas y causarán el apocalipsis mundial... en fin, de verdad, me molesta mucho hacer perder el tiempo a la gente, discúlpame por haberte hecho llegar hasta este blog   :D 

Las armas impresas son otra historia que debe ser contada en otra ocasión.

Vamos a por la primera pregunta de carácter serio:

¿Para qué quieres una impresora 3D?


Pues sin meterme en las jaranas de la inspiración y la perspiración, esa pregunta no va a tener una respuesta tradicional.
Como nada en la vida de un inventor...

En primer lugar, seamos serios: si de verdad necesitamos por motivos laborales una impresora 3D, entonces la empresa va y compra una profesional. Stratasys y sus amigas... (prefiero la primera, la historia personal del fundador me conmueve).
Así que ya hemos establecido el primer punto: nuestro objetivo no es profesional.
Entonces, ¿para qué la quieres? ¿para divertirte? Pues si no es profesional... cada cual con sus neuronas, jejeje

Si volvemos al manido inspiración/perspiración, mi visión del inventor es alguien que se divierte con lo que hace (investigación lúdica) y que por el camino se va haciendo con un bagaje de experiencias y de formas nuevas de "ver". De esta manera, cuando lo enfrentas a un reto práctico, no sólo dispone de una orientación mental a la resolución de problemas (pensamiento lateral) sino que cuenta con un gran trasfondo de soluciones que, como piezas de Lego, le permiten ensamblar ideas absolutamente nuevas y funcionales.

Que me enrollo...
En fin, el deseo de tener una impresora 3D es algo personal, lúdico y un medio más para mantener abierta la mente.
La mejor respuesta que he encontrado:
P: ¿Y qué es lo primero que vas a imprimir cuando tengas tu impresora 3D?
R: Un juego de piezas de repuesto para mi impresora.  :D

Mañana más...